In the News

Hamilton Wingo

SHARE:

Charter Spectrum recibe un veredicto combinado de 7,370 millones de dólares por el robo y asesinato de una anciana perpetrados por un instalador de cable

El veredicto incluye una indemnización punitiva por el uso de documentos falsificados en un intento de evitar un juicio con jurado DALLAS – Charter Communications (NASDAQ: CHTR) recibió un veredicto combinado de 7,370 millones de dólares -incluyendo 7,000 millones de dólares destinados a castigar a la empresa- por fallos sistemáticos de seguridad que condujeron al […]

El veredicto incluye una indemnización punitiva por el uso de documentos falsificados en un intento de evitar un juicio con jurado

DALLAS – Charter Communications (NASDAQ: CHTR) recibió un veredicto combinado de 7,370 millones de dólares -incluyendo 7,000 millones de dólares destinados a castigar a la empresa- por fallos sistemáticos de seguridad que condujeron al robo y asesinato por apuñalamiento de una mujer de 83 años perpetrado por un reparador de cable y por utilizar documentos falsificados para intentar evitar que un jurado conociera el juicio.

«Se trata de un escandaloso abuso de confianza por parte de una empresa que envía trabajadores al interior de millones de hogares cada año», aseguró el abogado litigante Chris Hamilton, de Hamilton Wingo, con sede en Dallas. «El jurado de este caso fue analítico y apreció las pruebas. Este veredicto refleja con justicia las amplias pruebas sobre la naturaleza del daño causado por la grave negligencia y la conducta imprudente de Charter Spectrum. Por la seguridad de los americanos, sólo podemos esperar que Charter Spectrum y sus accionistas tomen nota de lo ocurrido».

El testimonio del juicio reveló que Charter Spectrum contrató a Roy Holden sin verificar su historial de empleo, lo que habría revelado que había mentido sobre su experiencia laboral. En las semanas anteriores a que robara y asesinara a Betty Thomas en el interior de su casa de Irving, los supervisores ignoraron una serie de señales de alarma, incluidas las propias peticiones escritas del Sr. Holden a directivos de alto nivel para que le ayudaran por la grave angustia que le provocaban sus problemas financieros y familiares.

Los miembros del jurado estuvieron de acuerdo en que las acciones de Charter Spectrum fueron la «causa inmediata» de la muerte de la Sra. Thomas, y consideraron que Charter Spectrum era responsable de la muerte en un 90%, dada la continua negativa de Charter Spectrum a corregir sus prácticas de seguridad negligentes a pesar de un patrón repetido de violencia contra clientes inocentes por parte de sus técnicos de campo durante varios años.

Los miembros del jurado concordaron que, después de que la afligida familia de la Sra. Thomas presentara una demanda, los abogados de Charter Spectrum utilizaron un documento falsificado para intentar reconducir la demanda a un arbitraje a puerta cerrada en el que los resultados habrían sido secretos y los daños por el asesinato se habrían limitado al importe de la factura final de la Sra. Thomas. El jurado determinó que Charter Spectrum cometió una falsificación más allá de toda duda razonable, conducta que constituye un delito grave en primer grado según la ley de Texas.

El Sr. Holden realizó una llamada de servicio en casa de la Sra. Thomas el día antes de su asesinato en diciembre de 2019. Aunque Charter sostuvo que estaba fuera de servicio al día siguiente, se las arregló para saber que la Sra. Thomas había informado que seguía teniendo problemas con su servicio y usó su tarjeta llave de la compañía para entrar en un estacionamiento de vehículos vigilado de Charter Spectrum y manejó su camioneta de Charter Spectrum a su casa. Una vez dentro, mientras arreglaba su máquina de fax, la víctima, la Sra. Thomas, sorprendió al técnico de campo robando sus tarjetas de crédito de su bolso. Acto seguido, el técnico de campo de Charter Spectrum, Roy Holden, apuñaló brutalmente a la clienta de 83 años con un cuchillo suministrado por Charter Spectrum y se fue por ahí a gastarse sus tarjetas de crédito.

Los empleados de Charter Spectrum admitieron en el juicio que el robo y los crímenes del técnico de campo contra la víctima comenzaron mientras estaba de servicio desempeñando su trabajo el día anterior. Los empleados de la empresa admitieron además que existía un patrón de robos por parte de los empleados de Charter Spectrum contra los clientes (más de 2,500 en los años anteriores), que la empresa se negó a investigar o denunciar a la policía.

«Charter Spectrum tuvo demasiadas oportunidades de evitar esta tragedia, y la empresa mostró una total indiferencia por la seguridad de sus clientes. Y lo que es peor, el juicio revela lo vulnerables que siguen siendo los clientes de Charter Spectrum a manos de una empresa a la que parece no importarle la seguridad pública», afirmó el abogado litigante de Hamilton Wingo, Ray Khirallah. «Este veredicto refleja con justicia el alcance de las pruebas contra Charter Spectrum y la peligrosidad de las graves faltas y violaciones de la ley por parte de la empresa».

El caso es William Goff y otros contra Roy James Holden, Jr. y Charter Communications, causa nº CC-20-01579. Además del equipo judicial de Hamilton Wingo, los demandantes fueron representados por los Bufetes de Brad Jackson y Mullen & Mullen.