In the News

Hamilton Wingo

SHARE:

Charter Spectrum recibe una sentencia final de 1,147 millones de dólares por negligencia en el homicidio de un cliente anciano cometido por un técnico de cable.

La sentencia reconoce que Charter cometió un delito de falsificación en un esfuerzo por eludir la responsabilidad DALLAS – Un juez de Dallas ha dictado una sentencia definitiva por la que se conceden más de 1,147 millones de dólares a la familia de Betty Thomas, una abuela del norte de Texas de 83 años, a quien […]

La sentencia reconoce que Charter cometió un delito de falsificación en un esfuerzo por eludir la responsabilidad

DALLAS – Un juez de Dallas ha dictado una sentencia definitiva por la que se conceden más de 1,147 millones de dólares a la familia de Betty Thomas, una abuela del norte de Texas de 83 años, a quien robó y mató a puñaladas en su casa Roy Holden, técnico de campo de Charter Spectrum.

La sentencia, dictada el 19 de septiembre por el juez del tribunal del condado de Dallas, Juan Rentería, concluye que Charter «cometió una falsificación dolosa con la intención de defraudar o perjudicar a los demandantes» con un acuerdo de arbitraje falsificado.

«Estamos agradecidos de que, después de una cuidadosa consideración y revisión de la ley y del expediente del juicio, el Tribunal haya dictado sentencia ordenando a Charter el pago de un total de más de 1,000 millones de dólares en concepto de indemnización por daños y perjuicios a la familia de la víctima. La sentencia final concluye que Charter cometió además un delito de falsificación al causar el daño a los demandantes, lo que elimina adecuadamente el límite de la indemnización punitiva que marca la legislación de Texas», afirmó el abogado principal del juicio, Chris Hamilton, de Hamilton Wingo, con sede en Dallas.

El testimonio del juicio reveló que Charter Spectrum ignoró innumerables señales de alarma desde la fecha de contratación de Holden hasta la fecha en que asesinó a Thomas en su casa con su cuchillo de Charter Spectrum. Los miembros del jurado determinaron que Charter Spectrum falsificó un acuerdo de servicio, alegando que la Sra. Thomas lo había aceptado, después de su muerte en un intento de forzar la reconducción de la demanda a un arbitraje, donde los resultados son secretos, y la indemnización se habrían limitado a menos de 200 dólares.

La sentencia concede la totalidad de los 1,147 millones de dólares solicitados por Hamilton Wingo. «La familia de la víctima redujo voluntariamente los 7,000 millones iniciales de indemnización punitiva a una cantidad igual al doble de los daños compensatorios al solicitar el registro de la sentencia. Esta multiplicación de daños conservadora hará que sea muy poco probable que la sentencia sea anulada en apelación, dadas las conclusiones de falsificación criminal contra Charter y el precedente establecido por la jurisprudencia del Tribunal Supremo», dijo Hamilton.

El caso es William Goff y otros contra Roy James Holden, Jr. y Charter Communications, causa nº CC-20-01579.