Casos Destacados

Hamilton Wingo

COMPARTIR:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Proteger a las familias del manejo en estado de ebriedad: el responsable tras las rejas.

A los abogados de Hamilton Wingo se les pidió ayudar a la familia sobreviviente de Patrick Beck, Sr., su esposa Janet Beck, y su hija Leah Beck, después de que todos fueron muertos en una colisión que involucró fuego cuando un conductor ebrio chocó con ellos en el lado derecho de la Carretera Interestatal 20.

Antes de proyectarse hacia la orilla de la carretera y matar a los tres miembros de la familia, el conductor ebrio se había intoxicado en un bar prominente en Dallas/Forth Worth donde el personal, de manera consciente, le sirvió el equivalente a más de 10 bebidas estándar —pasando el punto de la intoxicación obvia de acuerdo con la sola cuenta de las bebidas —con el expreso permiso de la gerencia.

Los abogados de Hamilton Wingo demandaron al conductor ebrio por causar las muertes de Patric Beck, Sr., Janet Beck, y Leah Beck. También demandaron al bar prominente donde el conductor ebrio había estado bebiendo anteriormente, alegando que el servir alcohol de más y la negligencia fue la causa directa del choque en cuestión y las trágicas muertes de los tres miembros de la familia.

“A través de nuestro trabajo duro y diligencia hacia la familia, pudimos lograr una resolución en este caso que, aunque no traerá de vuelta a Leah, Janet y Patrick Senior, nos aseguraremos de que este tipo de cosas no pasen de nuevo, y que otros miembros de familia estén protegidos cuando vayan conduciendo a casa por la noche de conductores ebrios a quienes se les ha servido alcohol de más por bares que no han estado siguiendo las reglas”, dijo Hamilton. “Este fue un caso significativo que ayudó a mostrar que los bares serán responsables cuando sirvan de más a la gente y causen las muertes de pasajeros inocentes y miembros del público en las carreteras”. – Chris Hamilton

 

El hecho

El 6 de junio del 2019, Leah Beck, de 23 años, iba conduciendo a casa y se le ponchó un neumático a un lado de I-20 en Arlington, Texas.

Desvió el vehículo a un lado del camino, llamó a una grúa, y a sus padres para que llegaran a recogerla mientras esperaba.

Patrick Beck, Sr. y su esposa Janet, ambos miembros retirados de la carrera militar, salieron de su casa en Grand Prairie y condujeron al lugar donde estaba Leah en Arlington. Se detuvieron detrás de ella, intentando hacer lo que pudieran para ayudar.

Patrick Senior salió de su vehículo e iba caminando alrededor del borde de la carretera, hacia el vehículo, cuando un conductor ebrio viró hacia el borde, chocando con los vehículos por la parte trasera. El impacto resultó en que todos quedaron envueltos en llamas.

De acuerdo con la Oficina del Examinador Médico del Condado de Tarrant, Patrick Beck, Sr. de 55, y Janet Beck, de 48 murieron en la escena.

Leah Beck de 23 murió a las 3:23 a.m. el 7 de junio en una sala de emergencias del Hospital Medical City Arlington. Graduada en el 2015 de la Escuela Preparatoria South Grand Prairie, trabajaba en un almacén y tenía planes para entrar al colegio y estudiar una carrera en cosmetología.

Una conducta de servir alcohol en mayor cantidad

Los sobrevivientes de la familia contrataron a los abogados Hamilton Wingo, litigantes en lesiones personales con sede en Dallas para representarlos en el asunto. Hamilton Wingo inmediatamente se puso a trabajar para investigar lo que había pasado.

“Cuando la familia vino primero con nosotros, había mucho que debíamos solucionar”, dijo Chris Hamilton, propietario y socio de Hamilton Wingo. “Había múltiples miembros de la familia todos ellos diferentes que no habían estado en comunicación por largos periodos de tiempo. Había hijos de diferentes matrimonios. Había padres. Y no necesariamente todos habían estado en la misma página después de esta horrible tragedia. Sin embargo, pudimos unirlos para dar justicia en este caso y para investigar lo que había pasado”.

Cuando la firma de abogados litigantes investigó, nunca hubieran imaginado lo que encontrarían.

El conductor ebrio, que había matado a tres personas inocentes en la I-20 esa noche, era un profesor de 29 años que rara vez bebía.

¿Cómo terminamos en esta situación?

Cuando investigaron más a fondo, Hamilton Wingo descubrió que un bar prominente tenía un historial y patrón de conducta de servir alcohol de más y habían servido al maestro una extraordinaria cantidad de alcohol esa noche, lo enviaron a casa y pusieron esta catástrofe en movimiento.

La resolución

Los miembros sobrevivientes de la familia estuvieron representados por Hamilton Wingo, quienes presentaron una demanda contra el conductor ebrio y el restaurante y bar prominente que le sirvió el alcohol.

Los abogados de Hamilton Wingo declararon que el bar fue negligente al servir y continuar sirviendo al conductor ebrio cuando era aparente que estaba obviamente intoxicado al grado de que representaba un claro peligro para él mismo y para otros. Declararon que el bar no había entrenado a sus empleados o tenía políticas y procedimientos para disuadir el servir de más a los clientes ebrios y animaba a servir de más al dar recompensas a los meseros que vendían más alcohol.

Los abogados de Hamilton Wingo mostraron que este no era un caso aislado, y el bar tenía un historial de servir alcohol de más a sus clientes.

Afortunadamente, Hamilton Wingo pudo resolver exitosamente el caso con una resolución confidencial favorable.

Recursos de abogados

ATTORNEY RESOURCES

MÁS CASOS PRESENTADOS

Defendiendo la constitución

Cuando la administración Trump emitió una prohibición para personas de […]

Protegemos a los contribuyentes y a las víctimas de la tercera edad

Por años, una compañía médica ilegalmente pagó a los médicos […]

Algo en el agua

El ranchero del norte de Texas, Cody Murray y su […]

Un ataque que se pudo evitar

Un prominente director de teatro de Dallas fue severamente golpeado […]

Muertes de Adolescentes en McDonald’s

Los titulares siempre recurrirán al sensacionalismo acerca de la cantidad […]

El descubrimiento de los hechos en un trato de negocios

En el 2011, Santa Barbara Medical Innovations vendió a Primcogent […]

Fue casi el encubrimiento perfecto

A los abogados Chris Hamilton y Ray Khirallah se les […]

LLÁMENOS 214.234.7900

HABLE CON NUESTROS ABOGADOS