Featured Cases

Hamilton Wingo

SHARE:
Facebook
Twitter
LinkedIn

Un doctor de Dallas impactado con un veredicto de $19.7, después de la muerte de la paciente

Un Jurado del Condado de Dallas dio un veredicto de $19.7 millones contra una doctora local a nombre de Katina Clark, quien estuvo más de un año en estado vegetativo antes de su muerte, seguida del daño cerebral que sufrió como paciente en el mismo hospital donde trabajaba como técnica quirúrgica.

Los proveedores médicos se negaron a aceptar responsabilidad, pero Chris Hamilton pudo conseguir al esposo de la mujer y a sus dos pequeños hijos la compensación que merecían de parte del hospital y los doctores.

“Estamos agradecidos al jurado y a la corte por su trabajo duro en este caso, el cual terminó con el resultado correcto”, dijo el abogado Chris Hamilton. “Ninguna cantidad de dinero devolverá a Katina, y nunca debió haber muerto. Nuestra esperanza es que este veredicto causará que otros profesionales de la salud tengan un mejor cuidado de sus pacientes”.

PROBLEMAS DE SALUD

Woman's family sues hospital over brain damage claim
[ARTÍCULO] KHOU 11. “La familia de una mujer demanda al hospital acerca de un reclamo de daño cerebral”, por David Schechter, 17 de diciembre del 2014.
En el verano del 2013, Katina Clark comenzó a sentir entumecimiento en sus piernas. Después de visitar un médico, supo que estaba sufriendo del síndrome Guillain-Barré (GBS), un raro desorden que ataca el sistema nervioso. La enfermedad causa debilidad de músculos, haciendo difícil respirar y aquellos que la sufren seguido necesitan la ayuda de un ventilador. Con el cuidado médico apropiado, la mayoría de la gente que sufre de GBS se recupera completamente.

Katina había trabajado en el Medical Center Arlington (MCA) como técnica quirúrgica. Después de haber sido diagnosticada, fue admitida en MCA para tratamiento. Jennifer Burris, la doctora de Katina hizo una pequeña incisión en su cuello e insertó un tubo de traqueotomía, el cual tenía el propósito de permitirle respirar mientras la enfermedad seguía su curso.

ALGO NO ESTÁ BIEN

Un poco tiempo después, se descubrió que el tubo no había sido insertado correctamente, y Katina estaba obteniendo menos de la mitad del aire que necesitaba para sobrevivir. La Dra. Burris no monitoreó la situación con precisión, y la fuga siguió sin arreglo. La siguiente mañana, una enfermera dio vuelta a Katina sin la ayuda adecuada y el tubo se desplazó.

Katina estuvo sin oxígeno por más de 35 minutos, causándole un daño cerebral irreparable y dejándola en un estado vegetativo. Fue puesta en un centro de cuidados por más de un año, hasta que murió en enero del 2015.

[ARTÍCULO] WFAA. “La familia de una mujer demanda al hospital acerca de un reclamo de daño cerebral”. Por David Schechter y WFAA (WFAA), 17 de diciembre del 2014.
Mientras que varios acusados fueron nombrados en la demanda, todos excepto la Dra. Burris y los Especialistas de Cuidado Quirúrgico Agudo eligieron conciliar antes del veredicto del jurado. La familia de Katina estuvo representada por Chris Hamilton. A medida que el juicio progresó, se presentó evidencia mostrando que la traqueotomía de Katina fue ejecutada incorrectamente. También se mostró que, a pesar de saber que algo estaba mal, el hospital no hizo nada para corregirlo. No había razón para que Katina no pudiera recuperarse de su enfermedad y la evidencia mostró que su muerte pudo haberse evitado.

Jury Awards $19.7M In Medical Error Death Of Woman
[ARTÍCULO] CBS DFW Local 11. “El Jurado otorga $18.7M en la muerte por un error médico de una mujer”. Por el personal local, 31 de agosto del 2016.

El juicio duró más de dos semanas. Una vez que todo se dijo y se hizo, le tomó al jurado menos de tres horas en entregar su veredicto. Hamilton pudo ganar un veredicto de $19.7 millones en daños compensatorios —el veredicto más grande en mala práctica médica en Texas —y asegurar que el esposo de Katina, Caden, pudiera cuidar a sus dos pequeños hijos. Lo más importante, es que él pudo enviar un mensaje a los hospitales y doctores en todos lados de que serán responsables cuando ignoren o abandonen a un paciente en peligro potencial.

 

[ARTÍCULO] The Dallas Morning News. “El Jurado otorga $20M a la familia de una mujer de Burleson que murió después de un error médico”. Por Caleb Downs, 31 de agosto del 2016.
CALL US AT 214.234.7900

Speak to our Attorneys