En Las Noticias

Hamilton Wingo

COMPARTIR:

Familia de Texas demanda al Centro Médico de Arlington por daño cerebral de una joven madre

La familia de una madre de 29 años y dos hijos de Burleson, Texas, ha presentado una demanda por negligencia médica contra el Medical Center de Arlington, el mismo hospital donde la mujer había trabajado como técnica quirúrgica durante ocho años. La demanda dice que la víctima fue privada de oxígeno durante más de media hora y sufrió daño cerebral permanente cuando su tubo respiratorio fue desalojado.

Mujer privada de oxígeno durante más de 30 minutos en el hospital donde trabajó.

DALLAS — La familia de una madre de 29 años y dos hijos de Burleson, Texas, ha presentado una demanda por negligencia médica contra el Medical Center de Arlington, el mismo hospital donde la mujer había trabajado como técnica quirúrgica durante ocho años. La demanda dice que la víctima fue privada de oxígeno durante más de media hora y sufrió daño cerebral permanente cuando su tubo respiratorio fue desalojado.

La demanda presentada por Caden Clark a nombre de su esposa, Katina, y sus dos hijos pequeños, incluye reclamaciones contra el Medical Center de Arlington y los miembros del personal que fueron responsables del cuidado de la Sra. Clark. En la actualidad, la Sra. Clark se encuentra en un estado permanente, casi vegetativo, que requiere asistencia médica constante y monitoreo. La familia Clark está representada por el destacado abogado litigante, Chris Hamilton de Hamilton Wingo, LLP de Dallas.

«Este es uno de los peores casos de mala práctica médica que jamás se ha visto en un hospital de Texas», dice el Sr. Hamilton. «La Sra. Clark era una madre feliz con toda su vida por delante, pero todo eso desapareció en un instante porque Medical Center de Arlington y sus empleados no hicieron nada, mientras ella se asfixiaba ante sus propios ojos. Es simplemente increíble que ella fuera una empleada de confianza del mismo hospital donde ocurrió esto».

Clark fue admitida el verano pasado después de experimentar entumecimiento en sus piernas. Se le diagnosticó síndrome de Guillain-Barré (GBS), una rara afección que afecta al sistema nervioso, que causa debilidad muscular y, a veces, requiere asistencia temporal para respirar. La mayoría de los pacientes con GBS se recuperan completamente una vez que sus síntomas han pasado.

El personal del hospital le puso a la Sra. Clark un tubo respiratorio a través de la boca antes de cambiarlo por un tubo de traqueotomía a través de una incisión en el cuello. Aunque el procedimiento impidió que la Sra. Clark hablara, estaba despierta y mentalmente alerta.

De acuerdo con la demanda, hubo problemas desde el principio cuando el tubo de tráquea se insertó incorrectamente. Los registros médicos muestran que la Sra. Clark recibió mucho menos aire del que necesitaba, y la filtración continuó sin supervisión, aunque los médicos y el personal del hospital deberían haber sabido que la Sra. Clark estaba recibiendo sólo aproximadamente la mitad del oxígeno requerido. A la mañana siguiente, una enfermera volteó incorrectamente a la Srta. Clark, y su tubo respiratorio se desalojó, dice la demanda. Después de 35 minutos, el personal del hospital finalmente restableció la ventilación, dejando a la Sra. Clark con daño cerebral severo.

El caso presentado en el Tribunal de Derecho Nº 3 de la Juez Sally Montgomery del condado de Dallas es Caden Clark, et al. c. Columbia Medical Center of Arlington Subsidiary, et al., No. CC-14-06294-C.
Hamilton Wingo, LLP, es la sede de abogados de juicio que manejan litigios por cuotas de contingencia de alto riesgo tanto para demandantes como demandados, y abogados transaccionales que representan a clientes inmobiliarios y corporativos, en un amplio espectro de transacciones comerciales. Para obtener más información, visite http://www.standlyhamilton.com.

Para obtener más información sobre la demanda, póngase en contacto con Bruce Vincent al 800-559-4534 o bruce@androvett.com.