Testimonials

Hamilton Wingo

SHARE:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

CLIENT TESTIMONIAL

Dawn H.

Antes de hablar por teléfono, me detuve y recé para que Dios nos guiara hacia una persona que no sólo hiciera algo, sino que también se preocupara por mí.

Dawn comparte su historia de cómo su complejo de apartamentos no dio mantenimiento a las escaleras del estacionamiento, lo que resultó en una caída muy traumática.

“Mi esposo y yo íbamos a una función de la iglesia llamada Food Truck Friday donde brindábamos nuestros servicios de forma activa. Nuestro apartamento está en una zona baja, y tienes que subir las escaleras para llegar al estacionamiento.

Me di cuenta de que hacía un poco más de frío de lo que pensaba, así que le dije que iba a volver al apartamento por mi chaqueta. Por lo tanto, bajé por la escalera, y una de las partes metálicas atrapó la suela de mi zapato.
Comencé a caer nueve escalones hacia abajo y de cabeza al fondo, golpeándome la boca y la barbilla y me rompí la mano con la caída que me dejó cicatrices y problemas de dientes por la caída.

Mi marido me encontró en la base de las escaleras y en un charco de sangre, y me quedé allí tumbada durante lo que me pareció una eternidad, pero fui capaz de levantarme, subir, entrar a mi apartamento para limpiarme y evaluar qué tan herida estaba, y me di cuenta de que mi mano estaba rota, y las heridas no dejaban de sangrar, así que mi esposo me llevó de vuelta a las escaleras por las que me había caído para subir al coche e ir al hospital.

Tuve terrores y sueños nocturnos de caídas y simplemente, se repetía una y otra vez.

El complejo de apartamentos decidió que iban a hacer que su gente nos llamara para el control de daños, y dijeron: “Oye, nos encargaremos de tu médico”. Supe que eso no estaba bien.

Y antes de hablar por teléfono, me detuve y recé para que Dios nos guiara hacia una persona que no solo hiciera algo, sino que también se preocupara por mí. Y mi primer contacto inicial fue con Rachel, y ella dijo: “Necesito hablar con mi hermano Ray y creo que es un caso que definitivamente necesita nuestra atención”. Tres semanas más tarde, estábamos en una conferencia telefónica con Rachel y Ray, y nos hicieron todas estas preguntas específicas por personas que realmente se preocuparon por mí. Definitivamente, fueron el salvavidas que necesitábamos en una época en que yo que estaba literalmente llena de terrores.
No solo se preocuparon por mí, sino que todo el personal de Ray estuvo conmigo cuando tenía alguna pregunta, y dándonos actualizaciones. Muchas veces, ni siquiera tuve que llamar porque me mantuvieron al tanto de dónde estábamos, en qué estábamos, y qué estaba pasando. Ya sabes, yo no tuve que hacer nada más que estar disponible para una llamada telefónica. Se encargaron de todo lo demás. Fueron capaces de dar voz a una persona desvalida y hacer algo de una manera enorme y con un impacto que no sólo nos protegió a mí y a mi familia, sino que nos sacaron del apartamento porque yo no podía dormir. Consiguieron que nos trasladaran, de forma segura, a otro complejo de apartamentos. Estuvieron allí cuando los necesitábamos, y logrando un impacto que no solo nos ayudó a nosotros, sino que ayudó a la comunidad.

Nos dimos cuenta, puesto que mi hijo todavía residió en el complejo un poco más de tiempo después de que pudimos salir, de que comenzaron a reemplazar los escalones, y no sólo en ese complejo, sino en todos los complejos de Sherman, por lo que fue una gran victoria para la gente que vivía en esos lugares y todo lo que estaba pasando… Ray fue capaz de ser la punta de lanza y decir: “Nos vamos a hacer cargo de estas personas”. Esto no está bien. Vamos a velar por sus intereses”, y eso es exactamente lo que hizo. Es un hombre de palabra, y dirige todo su negocio como una familia. Me sentí como en familia, definitivamente”.

Related Videos

Tawonna R.

“Me llamo Tawonna Rainey. Tuve un accidente con un camión […]

Patrick L.

El señor LuCasey cuenta su historia de cómo fue chocado […]

Hamilton Wingo es un bufete de abogados lleno de pasión […]

Beyanca M.

Entonces encontré a Hamilton Wingo. A partir de ahí, nunca […]

Call us at 214.234.7900

Speak to Our Attorneys