TESTIMONIOS

Hamilton Wingo

COMPARTIR:

TESTIMONIO DEL CLIENTE

Anna

Los casos de mala práctica médica son muy difíciles, pero no imposibles. Mientras que otras firmas de abogados rechazan tomar casos de mala práctica médica, Hamilton Wingo se pone al frente para buscar justicia para los que han sido perjudicados.

Los casos de mala práctica médica son muy difíciles, pero no imposibles. Mientras que otras firmas de abogados rechazan tomar casos de mala práctica médica, Hamilton Wingo se pone al frente para buscar justicia para los que han sido perjudicados.

Anna comparte la historia de lo que le sucedió a su madre cuando la negligencia de otra persona causó consecuencias duraderas y cómo Hamilton Wingo le consiguió la compensación que merecía.

«Así que esto sucedió, no lo sé, creo que es el tercer año ahora, cuando mi mamá fue a una cirugía de reemplazo de cadera y estaba bien, la cirugía salió bien. La mañana siguiente incluso fui a la terapia con ella, la dejé para ir a almorzar, y luego recibí una llamada del hospital y me dijeron que su músculo estaba roto. Los huesos de su músculo estaban rotos, lo cual me causó desconcierto, y me sentí muy preocupada en ese momento. Después de que tuve la oportunidad de hablar con mi mamá, ella dijo que alguien en realidad estaba tratando de levantarla de la cama de rayos X y la persona le dio un rodillazo en el muslo, después de que ella acababa de tener una cirugía el día anterior.

Así que eso es lo que pasó, y ella dijo que escuchó un tirón. Sabía que algo estaba mal porque sintió mucho dolor. Después del incidente, la llevaron a la cama y no tomaron ninguna responsabilidad. Pensaron que se había caído, lo cual no fue el caso.

Ella fue muy insistente, y aunque tenía 80 años, muy coherente. Ella es muy despierta. Todavía se ejercita por más de una hora o dos cada día. Sabía que había algo malo en eso.

En ese momento, estábamos justo tratando de conseguir todo, que le hicieran su segunda cirugía. Hablé con el doctor. Hablé con el hospital.

Se disculparon, pero una semana después de que todo se arreglara, negaron su responsabilidad.

Incluso hablé con el departamento legal, quienes respondieron que iban a hacer una investigación completa. Eso sucedió en las siguientes semanas. Volvieron y dijeron que siguieron los procedimientos, que nada salió mal, que el tipo no la tocó, lo cual era una completa mentira.

Por lo tanto, en ese momento, estaba muy, frustrada y furiosa. Mi madre estaba muy frustrada porque el propósito de su cirugía de reemplazo de cadera era para poder caminar mejor, sin dolor.

Esto fue realmente un gran revés para ella, justo porque ya tiene 80 años, y la afectó aún más por su edad. Se le ha acabado el tiempo, quiere viajar, y esa es la razón por la que se sometió a una cirugía, en primer lugar. Me puse a buscar en las Páginas Amarillas y en Google firmas de abogados que analizaran el caso de mi madre.

Llamé a varias otras firmas y les expliqué la situación. Todos dijeron que, por su edad, sus huesos eran frágiles, así que iba a ser un caso muy difícil de probar y de ganar porque no había ningún testigo más que mi madre, la señora que la llevó en la silla de ruedas y el técnico.

Me pidieron que fuera a la oficina. No lo hice.  Estaba un poco indecisa porque no quería perder el tiempo. Tengo un trabajo de tiempo completo, así que no tenía mucho tiempo y no había mucho más que muy poca de esperanza, hasta que llamé a Hamilton Wingo y hablé con Paul.

Fue muy empático con la situación. Quiero decir que él me dijo más o menos lo mismo, pero en vez de: «solo ven y hablaremos», en realidad dijo que incluso conduciría y se reuniría con mi madre y conmigo. Él iba a llamar a otro experto para ver qué podíamos hacer con su situación. Tener a alguien que escuchara, entendiera y mostrara empatía era algo importante.

Y luego, por supuesto, eso tomó un tiempo, así que procedimos con él y firmamos todo el papeleo necesario y tomó mucho tiempo porque, desafortunadamente, el hospital está en el Condado de Denton, del cual nos dijeron que el tribunal no es muy bueno. Normalmente, están del lado del hospital.

Paul había trabajado muy duro para que el caso se trasladara al condado de Dallas. Eso llevó varios meses, y finalmente, creo que encontró una manera de poner la demanda porque el presidente del hospital reside en Dallas, así que esa fue la forma como empezamos con eso. Luego, durante lo último, quiero decir que tomó varios años, pero creo que durante ese tiempo nos mantuvo informados de los progresos y asegurándose de que todavía teníamos un caso. Perdimos la esperanza porque el tiempo ha pasado y mi madre está cada vez peor. Tuvo que pasar por mucha terapia. Está muy frustrada con todo el proceso y cómo resultó ser una pesadilla.

Paul nos mantuvo al día sobre el progreso de todo el proceso, aunque no diría que quiero repetirlo otra vez, es decir, nosotros en realidad, ahora que ganamos y la compensaron, aunque no fue suficiente por el tope estatal, aun así, se hizo justicia.

Mi madre está más que feliz. Ella ha dejado eso atrás. Está mejorando. Así que ahora este cheque de la resolución va a ayudarla mucho en su vejez. Ella está en sus ochenta y tantos y no tiene mucho tiempo. Así que ahora puede hacer algunas de las cosas que tenía, originalmente, planeadas.

Muchas gracias a todo el personal de Hamilton Wingo y especialmente a Paul por ayudarnos con esta demanda de la que nunca hubiéramos conseguido nada o llegado a ningún sitio con el hospital por nuestra cuenta».

VIDEOS RELACIONADOS

LLÁMENOS 214.234.7900

Hable Con Nuestros Abogados

Nuestros Clientes Son Más Que Casos

  • Damian and Paul were great to work with. My case took over 5 years to settle but they kept me informed and continued to fight for me until the end. Highly recommend!
  • The experience was terrific as well as the help and insight. I couldnt imagine having any other team work and fight for me like they did. God bless!
  • Paul and Damian were amazing to work with. Very caring and always there to take calls. Both answered all of my millions of questions and walked me the process every step ... Read More